lunes, 10 de febrero de 2014

Castillo de Salvatierra, morada de los caballeros Calatravos

Retrocedemos en el tiempo hasta siglo X, concretamente al momento en el que los musulmanes alzan sobre un cerro al sur de Ciudad Real uno de los castillos más emblemáticos de la Orden de Calatrava, el castillo de Salvatierra.


A tan solo 5 km de Calzada de Calatrava, y frente al castillo convento de Calatrava, nos encontramos con esta derruida pero permanente parte de la historia española.
Un eco del pasado que se aferra a sus ruinas cada amanecer y que anochece arropado por lo que un día fueron pequeñas fortificaciones cercanas a él, como Castilviejo o la Monjina.

Aún siendo el comienzo de su edificación de atribución musulmana, el castillo está construido sobre restos romanos.
Se conservan dos trozos de muralla y un patio hechos con argamasa, de origen árabe, y en recuerdo de la valiente Orden de Calatrava, podemos encontrar erguido por los caballeros en el siglo XII parte de una torre, algunas salas de bóveda de cañón y al suroeste del castillo la torre del homenaje que cuenta con doce metros de altura (la cual contenía las estancias principales y más importantes), para construirla se empleó cuarcita y piedra volcánica selladas con cal y arena.
Esta torre destacaba del resto de la edificación y en caso de asedio serviría de refugio si las demás defensas sucumbían.


La fortaleza ha sido asediada en repetidas ocasiones, cambiando de regentes, en el 1198 los cristianos toman el mando, pero en el 1211 es reconquistada por los musulmanes.
Es en el 1226, tras la inolvidable y épica batalla de las Navas de Tolosa, cuando el Emir de Bayyasa (actual Baeza) Al-Bayyasi lo entrega al rey Fernando III.

El castillo jugó un gran papel en cuanto a la defensa de quienes lo habitaban. Su posición en el cerro de la atalaya permitía vigilar las fortificaciones coetáneas y próximas a él.

Desgraciadamente, aún siendo Patrimonio Histórico, la fortaleza es de propiedad privada y yace conservando parte de lo que un día fue en la Finca de Sacristanía.
En un olvido permanente y sin opción a restauración.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Qué te ha parecido este artículo? deja tu comentario para ayudar a mejorar el blog, tu opinión es importante.
También puedes utilizar para consultas y peticiones mi email: lashuellasdelatierra@gmail.com
Y si lo prefieres, sígueme en mis redes sociales:
Twitter: @redactoramiriam
Instagram: @lashuellasdelatierra
¡Muchas gracias por tu visita!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...