lunes, 14 de abril de 2014

Los Aghori

Nuestro viaje nos lleva hasta la India, exótico país de exóticas costumbres.
Si tuviera que destacar algo en mi mente cuando pienso en la India, posiblemente acentuaría su colorido. La magia de esos colores que envuelve cada rincón de este singular y enigmático territorio
Sus mercados repletos de especias, sus joyas y ese atardecer que cada ocaso abraza y cobija la hermosura de este precioso lugar del mundo.

Por su arteria principal corre la sangre del Ganges, mecida por las creencias de la más profunda espiritualidad.
La India dio a luz en el 1654 una de las mayores obras maestras que el hombre ha construido, el Taj Mahal.

Taj Mahal

De un mausoleo nos vamos a otro de 2.525 km, es la longitud del misterioso y poco cuidado Ganges.
Es necesario hablar de muerte, luz y oscuridad para contemplar la posibilidad de abrir nuestra mente a ellos, a los seres que habitan como fantasmas las orillas del gran río, los Aghori.

En el siglo XIV esta secta decide separarse de los Kapalicas, comienza con este gesto un circulo incesante de devoción absoluta, dedicada y extrema a su dios, Shiva.
Podemos encontrar el origen del término Aghori en sánscrito, A significa negación y GHORA oscuridad de la ignorancia, por lo tanto Aghori se podría interpretar como luz.

Su cometido en esta vida terrenal es claro y preciso, dedican su vida a cumplir su principal objetivo, librarse del ciclo que según las creencias hindúes tiene el alma:

Vida -> Muerte -> Renacimiento

Consiguiendo de esta manera la salvación.
Para ello consagran su vida a Shiva y adoptan unas costumbres un tanto peculiares y cuestionadas de polo a polo del planeta.
Algunos dicen que son unos locos, otros que deberían erradicarlos, pero lo cierto es que los Aghori son una auténtica leyenda, de las sectas más espirituales que existe.

Aghori sentado a orillas del Ganges

Las polémicas costumbres de estas personas consisten en prácticas relacionadas con su espiritualidad y culto a Shiva.
Se trata de seres que llevan a cabo una vida basada en el necrocanibalismo.
¿Qué es eso? Los Aghori se alimentan de los cuerpos que mana el Ganges, cualquier muerto que es arrojado al río les sirve de alimento.
Viven en la orilla, concretamente en las zonas donde son realizadas las cremaciones. Ya que ellos no llevan ropa, solo se ponen las mortajas de los muertos, y pintan su piel al completo de las cenizas de los difuntos, la cual está formada por los cuatro elementos al ser quemado el cadáver.
Según su creencia, Shiva es el creador de la vida y de la muerte, por eso lo ayudan con este proceso comiéndose el cuerpo.
Para ellos es simplemente carne, pero piensan que les proporciona poderes de curación y de rejuvenecimiento, de hecho en muchos pueblos son venerados y tratados como verdaderos chamanes. También se alimentan a base de excrementos.

Para que un Aghori pueda alcanzar su grado máximo de espiritualidad debe pasar 12 años viviendo en un campo de cremación, poseer un cuenco con el que realizará todas estas prácticas de alimentación que estará hecho del cráneo de un muerto, aún perteneciendo todo símbolo de vida y muerte a Shiva ellos por ser fieles seguidores pueden cogerlo. Además de eso, una vez al año deben meditar durante 21 días sin hablar, encerrados en un círculo simbólico, este periodo será culminado con el día de purificación.
Esa jornada el Aghori estará acompañado de su maestro, el cual tiene el poder de ser poseído por los dioses y guiar a su discípulo por el camino de su purificación.

Se sienten cómodos cerca del fuego, consideran el centro de cremación su templo, algo sagrado.
Cuentan que a partir de la media noche los espíritus vagan, por eso la población ni se acerca al lugar de las cremaciones, es cuando los Aghori aprovechan para meditar tranquilos.
No odian a nadie, ni temen a nada, viven en paz profunda con todo lo que los rodea, de lo contrario sus odios y temores no podrían dejarlos alcanzar su meta espiritual.

En el vídeo que os dejo a continuación, podemos ver el ritual que sigue un Aghori antes de comerse un cadáver, pero las imágenes son muy fuertes, por eso os pido que consideréis bien la posibilidad de si realmente queréis verlo antes de darle al play.

 

6 comentarios:

  1. No sé ya qué decirte, este artículo es otra maravilla de las tuyas.

    ResponderEliminar
  2. I M P R E S I O N A N T E

    ResponderEliminar
  3. No los conocía y obvio que me acabo de quedar de piedra.
    El vídeo es terrible, pero un gran aporte al artículo.
    ¡Sobresaliente!

    ResponderEliminar
  4. Madre mía que asco de vídeo jajaja tus datos son precisos y claros enhorabuena :)

    ResponderEliminar
  5. No lo conocía y me acabo de quedar alucinada. Un beso

    ResponderEliminar
  6. No lo conocía y me acabo de quedar alucinada. Un beso

    ResponderEliminar

¿Qué te ha parecido este artículo? deja tu comentario para ayudar a mejorar el blog, tu opinión es importante.
También puedes utilizar para consultas y peticiones mi email: lashuellasdelatierra@gmail.com
Y si lo prefieres, sígueme en mis redes sociales:
Twitter: @redactoramiriam
Instagram: @lashuellasdelatierra
¡Muchas gracias por tu visita!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...