lunes, 15 de septiembre de 2014

Tráfico ilegal de animales: Sexo

Desde los albores de la humanidad, en las raíces más ancestrales de nuestra especie, el sexo a formado parte de este ciclo de vida y muerte.
Era nuestra manera de reproducir, perpretrar y sellar al ser humano en la tierra. Digo "era" porque hoy en día, en pleno siglo XXI el sexo se ha convertido en una potente arma de destrucción para la humanidad.
Bajo su dominación nuestra especie es capaz de realizar las peores y más vergonzosas hazañas con el único fin de saciar un deseo sexual desvirtuado y escandalosamente sacado de contexto.
Ya no se trata del motor que impulsa y conduce el ciclo de la vida, ahora es una fuente de libertinaje que almacena en su trayectoria mil y un hechos deplorables derivados de nuestra incapacidad de autocrítica, lo peor es que hoy en día el mundo está bajo el temible influjo del "todo vale" y creemos que lo más oscuro, sanguinario o violento es lo normal y lo más posicionado o aprobado por la sociedad.
¿Dónde han quedado los principios humanos? ¿Dónde están nuestros límites?
Puedo narrar en primera persona como un grupo de niñas, con tan solo 13 años, estaban entusiasmadas en la cola de una librería con el famoso "50 sombras de Grey" en la mano, hablaban entre ellas de lo cautivador que era el personaje principal (un perturbado mental, atormentado y frustrado) a parte de que en mi opinión personal esta saga es terrorismo literario, creo que el sexo ha difuminado y finalmente extinguido la infancia, por no hablar de la adolescencia.
La perdida del verdadero significado del sexo nos ha llevado a la autodestrucción, todo vale, y ya nada está mal visto.

Licor afrodisiaco con lagarto, cobra y escorpión, los introducen vivos

De todas esas hazañas con las que podríamos escribir un thriller de terror, hoy nos vamos a centrar en una que cubre la mayor parte del mercado negro, y que desgraciadamente es la menos conocida por la sociedad, el tráfico de animales derivado del sexo.
No estamos hablando de un hábito basado en la zoofilia (de esto desgraciadamente se puede escribir una enciclopedia) si no de los seres vivos considerados "afrodisiacos" y que son sometidos a toda clase de vejaciones y mutilaciones con un fin concreto: Vender potentes afrodisiacos.
¿Qué hay real y verídico en todo esto?
Nada, literalmente y en el más estricto sentido de la palabra compuesta por estas contundendes cuatro letras: NADA.
Este mercado negro se centra en los animales que a continuación desglosaré, pero bajo supercherías, inventos, creencias, y sobre todo incultura.
Ahí llegamos, justo ahí, a la incultura. Madre del 90% de los problemas que asolan el mundo. La incapacidad que tiene nuestra especie de razonar o informarse da lugar a la destructora incultura, que nos hace matar animales con el único fin de tener sexo de manera más vigorosa.
Incomprensible que en nuestro siglo, la era del saber, de la información, continúen magos, curanderos y demás títeres de la economía manchada por la inocente sangre de un animal, campando a sus anchas y vendiendo en un frasco un remedio compuesto de los alaridos y lamentos de un ser vivo que comparte el planeta tierra con nosotros. ¿Quién es realmente el animal? 50.000 millones de euros mueve este letal comercio cada año.
La lista de animales es inmensa, carne de cobra, hormigas, huevos de pato con el embrión casi formado, babuinos, elefantes, pero hoy destacaré lo más amenazados.
Ahora vamos a hablar de cifras, para que realmente no quede nada en el tintero.


Tigres
La población de tigres ha disminuido la sobrecogeroda cifra de un 95% en 100 años.
No llegan a 3.000 ejemplares en libertad, la mayor parte de estos felinos se encuentran en zoológicos, casas particulares (tráfico ilegal) o centros de recuperación.
Su comercio con fines afrodisiacos, se centra en sus huesos molidos, los testículos y el pene.
Se piensa que ingiriendo algunas de las partes nombradas, la vigorosidad y el apetito sexual aumentará de manera impresionante.
A parte, los colmillos son muy cotizados en la medicina tradicional china, vuelta al tema de la incultura. Su piel sigue siendo un icono para las clases pudientes sin escrúpulos ni principios.
Esta cifra disminuye cada día más, hasta el momento que no quede un tigre vivo sobre la faz de la tierra.



Osos asiáticos
Su bilis es una de las bases de la medicina asiática, dicen que cura enfermedades, alivia dolores y baja fiebres. Además de ser un potente y único afrodisiaco. No voy a entrar más en medicinas ancestrales que tienen como patrón matar, mutilar y maltrata animales en este artículo, ya he dejado claro que me parecen en el siglo XXI una incultura perpretada y una máscara para dominar a las poblaciones con un influjo de santería y economía ilegal, inmoral y sobe todo sanguinaria.
La bilis se extrae mediante un agujero en el abdomen del animal que no se cierra nunca, los tienen dentro de jaulas en las que escuetamente cabe el oso.
Se comercializa de múltiples maneras, píldoras, bebidas, comida, en frascos y un largo etc.
Este problema da terror, ya que lejos de esconderse, existen verdaderas granjas que se dedican a la reproducción y explotación de los osos asiáticos. De cada oso se obtienen anualmente 2 kilos de polvo seco de bilis, la demanda es de 4000 kilos anuales, con sacar cuentas os podréis imaginar la masacre.



Rinocerontes
Solo en el año 2013, fueron ejecutados 1.000 rinocerontes al amputar su cuerno. Digo al amputar y no para amputar porque están vivos cuando se les arranca de su cuerpo, tardan horas en morir, en una agónica lucha por la vida que se va cobrando lentamente hora tras hora un ancestral y erróneo mito.
De las leyendas de este tipo surgen las extinciones, si solo en un año hablamos de 1.000 no quiero ni pensar en los rinocerontes que han perdido su vida por una creencia tan deplorable.
El polvo de este cuerno se ha convertido en todo un festín entre las fiestas más adineradas ¿Qué hay de cierto? de nuevo damos la anterior respuesta de cuatro letras: NADA.
Esto ha llevado a muchos gobiernos a tomar la determinación de crear campañas para cortar los cuernos de manera controlada y evitar que los furtivos acaben con ellos.
Es increíble como se sigue creyendo en estas atrocidades.



Lobos
Sobra decir al problema que se enfrentan los lobos hoy por hoy.
Se mantienen en medio de una eterna guerra contra los ganaderos, inculpados de delitos que no les corresponden y perseguidos por leyendas forjadas hace más de 100 años.
Su extinción es un pesar que cobra forma con fuerza. Solo unos centenares de ellos pueden gozar de libertad en cada país.
En Filipinas sirven de afrodisiaco, su carne está muy cotizada y se consume antes del sexo.
Al igual que pasa con el tigre, se le atribuyen propiedades curativas en sus genitales, y sus huesos se utilizan como amuleto.

Guisado de lobo

Jamás seas partícipe de esta atrocidad. 
Ni si quiera por pena debes adquirir un animal en el mercado negro, estarías contribuyendo al latido de un comercio monstruoso.
El planeta se desmorona por momentos sin que nadie haga nada, está en tu mano poder evitarlo.

DIFUNDE Y CONCIENCIA

5 comentarios:

  1. ¡Magnífico! Pienso igual que tú, el sexo se ha desvirtuado hoy en día y las nuevas generaciones piensan que todo vale y es un arma de poder para cualquier fin.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchísimas gracias por tu comentario! Es un placer que guste mi trabajo :)

      Eliminar
  2. Fantástico!!!! A difundir q voy! ENHORABUENA

    ResponderEliminar
  3. Hay que ser un poco tonto para creer que un animal es un afrodisíaco. En fin... Muy buen artículo por cierto!!

    ResponderEliminar

¿Qué te ha parecido este artículo? deja tu comentario para ayudar a mejorar el blog, tu opinión es importante.
También puedes utilizar para consultas y peticiones mi email: lashuellasdelatierra@gmail.com
Y si lo prefieres, sígueme en mis redes sociales:
Twitter: @redactoramiriam
Instagram: @lashuellasdelatierra
¡Muchas gracias por tu visita!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...