lunes, 3 de noviembre de 2014

Santuario Nuestra Señora de Cortes, Alcaráz

España es una tierra que emana grandeza, sus costas acogen el reposo del mar, sus montañas mecen parajes bañados por el sol de oro y con una hospitalidad tan especial que solo esos pueblos que permanecen en un letargo apacible y envidiable poseen.
Existe un resquicio en el tiempo, un sendero sin nombre, atemporal, que se transforma en un punto del mapa, localidades de la cuales la miel, el queso y el pan son los componentes de sus entrañas, como en aquel cuento de Hansel y Gretel. Un lugar mágico, cubierto de historias y que revive con el baño del sol en cada amanecer. No es especial por solo un libro, ni simplemente por sus leyendas (que algún día os contaré) y tampoco por sus ríos, su grandeza nace por si misma, por su esencia, por su belleza y por su nutrida historia, la Mancha.

Hasta ahí nos vamos hoy, emprendemos nuestro camino y vamos dejando atrás pueblos tan bonitos como Balazote, San Pedro, Casa Lázaro, Masegoso, Peña Rubia, Peñascosa, La Hoz, El Pesebre, El Jardín, Los Chospes, Ossa de Montiel y aldeas dignas de ser admiradas.
hasta que llegamos al embrujo de piedra, a la morada del tiempo, Alcaráz. Un pueblo con múltiples historias a sus espaldas, aún con restos de gran parte de la historia de nuestra España.
Esta tierra es la que tiene el honor de proteger y custodiar el Santuario de Nuestra Señora de Cortes, lugar de culto desde el año 1222, fecha en la que un pastor encontró la imagen de la Virgen tallada dentro del hueco de una encina.

La Virgen le pidió que se construyera en ese mismo emplazamiento un lugar de culto, el pastor le dijo que sería imposible que lo creyesen en el pueblo, Nuestra Señora reparó en que aquel hombre (Francisco Álvarez, natural de Solanilla) era manco; así que obró un gran milagro, para que todos creyeran en su palabra humilde le repuso su extremidad.
"Es mi voluntad que me edifiquen en este lugar un templo y casa de oración donde mis devotos me ofrezcan sus votos y dones, y que este lugar sea tenido por santo, en el cual obrará Dios milagros y hará muchas misericordias con los que veneren y reverencien esta imagen mía".
El sitio exacto donde se apareció, la encina, dicen que se convirtió en una fuente incesante de aceite, pero cuando quisieron sacar partido económico de ella se secó. Arrancaron la encima trozo a trozo para tener un fragmento de aquel hito en la historia, hoy en día podemos ver el sitio cubierto con una lápida cerca del altar donde reza la frase: "Sitio del aparecimiento de Nuestra Señora de Cortes, año 1222".
Concretamente a 6 km del pueblo de Alcaráz podemos visitar este magno lugar, en él se respira paz, solemnidad, y devoción.

El 8 de Septiembre de 1222, bajo el reinado de Felipe III, se inauguró la primera ermita de piedra.
Se convirtió en un punto de referencia, las leyendas sobre los milagros de la Virgen tomaron forma y se extendieron por toda la península.
Los peregrinos acudían de todas partes, sin importar clase social, desde reyes hasta mendigos, la Virgen tocaba el corazón de todas las personas que comenzaban a saber de su existencia.
En el año 1265 Alfonso X con el fin de celebrar las Cortes sobre la Reconquista, al conocer por los lugareños la historia de aquel sitio no dudó en donar una fuerte cantidad económica, con la que se construyó el cuerpo de la Iglesia y una hospedería para todos aquellos fieles que acudían hasta allí, así nacía el nombre por el cual se conocería a la Patrona de Alcaráz, la Virgen de Cortes.
En el año 1282 fue morada de los Caballeros de la Orden de San Juan. Una fecha también importante es el 23 de Septiembre de 1596, cuando fue dictado un decreto para recoger lismonas y así construir un nuevo Santuario que ampliara el ya existente, cerrando la puerta norte y construyendo en su lugar un altar de madera (que hoy en día aún se conserva), el espacio se extendió y permitió a los peregrinos poder disfrutar de su culto sin las limitaciones de un sitio pequeño, ya que los devotos de la Virgen de Cortes habían aumentado mucho, muchísimo.
2 de Febrero de 1727, llega la Cofradía de Nuestra Señora de Cortes, José Torrente Bueno pasa a ser el capellán de la imagen.
Podemos decir que es en los 80 cuando se termina de construir el Santuario tal y como lo vemos hoy, ya que es la fecha en la que se decide construir un velatorio en el lado Oeste y así evitar incendios como el que tuvo lugar en el año 1946.





¿Cómo llegar?



¿Qué no te puedes perder?

El día 1 de Mayo tienen lugar los Mayos, es una fiesta preciosa que llena el Santuario de color y alegría.
La Romería que tiene lugar el 8 de Septiembre, la Virgen vuelve de Alcaráz a su Santuario, también digno de ver.

Por supuesto no te puedes quedar sin degustar los manjares gastronómicos que dan el sello a La Mancha, el embutido, ese oro líquido insuperable que tiene como aceite, sus panes, los dulces navideños hechos de manera 100% artesanal, con ese toque tan especial al auténtico horno de leña. Su vino, los bombones de queso con chocolate, las legumbres con todo su sabor sin perder un ápice de tal y como las recogen en el campo, el gazpacho manchego tan bueno, sabroso y único.
Te puedo recomendar mil y un platos que sin duda te harían recordar por siempre ese maravilloso viaje, pero si tengo que destacar algo posiblemente serían los siguientes:

Atascaburras, migas manchegas, miguelitos de la Roda y queso manchego

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Qué te ha parecido este artículo? deja tu comentario para ayudar a mejorar el blog, tu opinión es importante.
También puedes utilizar para consultas y peticiones mi email: lashuellasdelatierra@gmail.com
Y si lo prefieres, sígueme en mis redes sociales:
Twitter: @redactoramiriam
Instagram: @lashuellasdelatierra
¡Muchas gracias por tu visita!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...