lunes, 1 de diciembre de 2014

Desmontando a las mafias cosméticas

Si analizamos los ingredientes de los productos de cosmética que más se utilizan, propablemente no dudaríamos en tirarlos todos a la basura.
No hablo de una sombra de ojos que llevas durante unas horas y después retiras de tu piel, si no de cremas que son absorbidas en nuestro afán ilógico e indocumentado de "hidratar" la piel, y digo esto por que nos enfrentamos a unos auténticos mediadores del cáncer cuando nos referimos a dichos ingredientes entre los cuales en su mayoría predomina el formol, petróleo y parafina.
Lo que muy astutamente hacen los fabricantes hoy en día, es camuflar dichos nombres con terminología nueva o abreviándolos en códigos.
Da miedo, pero (según podemos ver en YouTube) las niñas empiezan a ponerse cremas con 14 años ¿cuántas sustancias tóxicas y cancerígenas habrá absorbido su piel en 50 años?.
Es realmente preocupante y demencial que estemos pensando que esas cremas hacen algo. Nada quita las arrugas en un día, lo que hacen esos químicos es rellenar el surco con siliconas, por lo tanto el aspecto de nuestra piel es más liso, si pero ¿a qué precio?. Pues básicamente al de nuestra salud y longevidad.

La cirugía estética es otra de las grandes farsas de esta sociedad. Me niego a tocar un solo centímetro de mi cuerpo para gustar a un rebaño obsoleto y arcaico, ya las personas se pinchan para paralizar sus expresiones naturales y que no salgan signos de expresión y las primeras arrugas ¿nos estamos volviendo locos?.
He visto gente ponerse silicona en los labios de una manera espeluznante, ponerse pómulos, aumentar sus glúteos y ya para mi el colmo sin más adjetivos posibles: ¡Quitarse costillas!. De verdad os digo que da miedo al punto que se está llegando por un canon de belleza que imponen gente sin espejo, por que claro, esa es otra cuestión, podemos mirar a los "grandes" diseñadores, iconos de la moda y pensar si esa gente tiene algo que mostrar a modo de doctrina al resto del mundo en el ámbito de la belleza celestial.

Según la OCU, hay una crema Q10 en el Lidl que vale 3€ y es la mejor del mercado ¿si? pues veamos, vamos a analizar sus ingredientes en el Biodizionario (en esta web podéis buscar cada ingrediente y comprobar si es o no inocuo para vuestra salud).
En rojo aparecen todos los que son altamente perjudiciales para nuestra salud y pueden producir cáncer, el más claro es la famosa Q10, como podéis ver y basándonos en que están ordenados por la cantidad que contienen, el componente con el que se promociona la crema está casi al final. El resto no es que sean buenos, ningún químico es bueno para nuestra salud, pero nos afectan menos.


A veces solo con el hecho de leer "aceite" en los componentes de estos productos, deducimos que se trata de algo natural y beneficioso para nosotros, pero la realidad es muy distinta, los aceites minerales son derivados del petróleo y por lo tanto altamente tóxicos. Se utilizan para dar textura, aromas e incluso con el único fin de engañar al consumidor y hacer el producto falsamente natural.
En el caso del fenol, nos encontramos con un ingrediente que parece ser el embajador de la muerte a largo plazo, éste afecta al corazón, hígado, riñón y a la piel. El fenil tiene ligados profundos problemas hepáticos.
En este campo nos topamos con la parafina, es uno de los principales integrantes de los jabones y cremas, y a su vez uno de los más perjudiciales para la salud, al ponernos una crema que contenga parafina durante diez años, estaríamos cubriendo nuestra piel de petróleo (literalmente) todo ese tiempo.
Uno de los principales derivados de esta mafia cosmética que atenta contra nuestra salud cada día, es el cáncer. No os podéis da una idea la cantidad de ingredientes que lo producen, entre ellos el aluminio, el cual hay que evitar en los desodorantes o estaremos exponiendo nuestro cuerpo a un cáncer de mama. Las mismas terribles consecuencias tiene el lauril sulfato de sodio, y los que son hábilmente codificados como PEG, estos engloban muchos tipos y todos ellos altamente cancerígenos (también se reconocen por su terminación en "-th").
Se está hablando mucho del consumo tanto en alimentos como en cosmética de los parabenos, se trata de conservantes que nos hacen ingerir sin ningún tipo de miramiento ni consideración, esto si que es una conspiración de la mafia cosmética, nos están envenenando. Mediante varios estudios se ha comprobado que son una fuente inagotable de cáncer, malformaciones para el feto y de problemas en el sistema nervioso, pero aún así los incluyen en casi todo (por no decir todo) ¿cómo puedes reconocerlos? pues mediante sus múltiples nombres, ya que la industria cosmética oculta sus malas artes cambiando el nombre de todo, hay que entretenerse a veces en buscar uno por uno para enterarnos de qué nos estamos poniendo en el cuerpo, los parabenos pueden ser todo lo que termina en "-paraben" y lo que comienza por "E-", si cogéis algo de vuestra nevera, tengo la seguridad que también tendrá un alto contenido de este manantial de muerte.
El formaldehido, otro amigo del cáncer, catalogado como muy tóxico y prohibido en gran parte del mundo, aún así se sigue utilizando cambiando su nombre y añadiendo componentes para modificar su denominación, lo utilizan en cadáveres, con ese dato yo creo que basta.
Las siliconas campan a sus anchas por todas las cremas, de ahí lo lisa que dejan la piel, lo rellenan todo dando un falso aspecto de suavidad, tapando nuestros poros y empezando a crear la base del cáncer (por ejemplo el demethicone), uno de los productos que más lleva es el contorno de ojos.
Destacar también el peligro de los tintes convencionales para el cabello, estos contienen pfelendiamina, una bofetada de alquitrán que le damos a nuestro cuero cabelludo y que puede desembocar en una lista interminable de problemas.
Una de las cosas más espeluznantes con las que me he encontrado para hacer este artículo, es con los nitroalmizcles (podemos encontrarlos como xylol y ketona), los utilizan para sustituir al almizcle en los perfumes (puesto que el auténtico es más caro) además de ser cancerígenos, está comprobado que pueden llegar a la leche materna.
Lo peor es que cuanto más cara es la crema, más porquería podemos encontrar en ella.
Por no hablar de las cremas y mantecas corporales, no tienen ni un solo ingrediente inocuo para nosotros, todo es silicona pura y petróleo.

Os estaréis preguntando qué podemos hacer para dejar de exponer nuestra salud a esta flagelación diaria, después de mucho mirar, he logrado dar con una lista muy aceptable y económica (por que esa es otra, cada vez todo más caro, hay cremas de 800€) que quitará de un plumazo toda esas sustancias tóxicas de nuestra vida.
Una cosa que no logro comprender es por qué la gente compra determinada cosa por su composición rica en aceite de argán ¿no es más fácil y sano utilizar directamente dicho aceite?. Aclaro que los aceites naturales no producen grasa, solo hay que encontrar el necesario para nuestro tipo de piel.

Posibles sustitutos a nuestra cosmética:

  • Desodorante: La piedra de alumbre es un efectivo remedio contra heridas y como desodorante.
  • Contorno de ojos: Aceite de higo chumbo, muy hidratante.
  • Cremas del rostro: Distintos aceites, dependiendo de tu problema, ajo, argán, camomila...
  • Perfumes: Almizcle en piedra, o compuestos de aceites naturales.
  • Tratamientos específicos: Aloe vera, argán, y un largo etc, dependiendo de tu problema.
  • Hidratante corporal: Aceite de oliva.
  • Tinte: Henna.

Yo personalmente, compro mis productos en http://www.cosmeticamarroqui.net y os puedo asegurar que el cambio en mi piel ya es bastante notable, además de haber desaparecido mi dermatitis por completo con el aceite de ajo.
Ya sabéis que nunca anuncio nada, ni promociono tiendas, pero este caso es especial, ya que considero que realmente os puede ayudar a que vuestra salud mejore en una proporción enorme.

Auténticas mafias que juegan con nuestra vida constantemente solo por un canon brutalmente impuesto.
Pensar por un instante si realmente os merece la pena engañar a vuestro cuerpo y retener el paso de los años a costa de vuestra salud y provocando enfermedades tan terribles como un cáncer ¿es necesario?.
Suena muy poético y tal vez sea una visión demasiado romántica para los tiempos que corren, pero nadie merece que os operéis o que paralicéis vuestras expresiones con pinchazos, la belleza va mucho más allá de una cara bonita, es un don que se debe empezar a cultivar desde dentro, una persona vacía y sin aspiraciones nunca podrá ser una belleza.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Qué te ha parecido este artículo? deja tu comentario para ayudar a mejorar el blog, tu opinión es importante.
También puedes utilizar para consultas y peticiones mi email: lashuellasdelatierra@gmail.com
Y si lo prefieres, sígueme en mis redes sociales:
Twitter: @redactoramiriam
Instagram: @lashuellasdelatierra
¡Muchas gracias por tu visita!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...