lunes, 23 de febrero de 2015

Acqua Alta, la librería mágica

¿Dónde reside la belleza? Es tan difícil contestar a esa pregunta como lo es contar las gotas de lluvia, lo original es lo raro para el mundo de hoy en día, aquello que no concuerda con lo políticamente correcto, con la perfección del rebaño social, pero de esos pequeños tesoros que no son una copia más es de donde salen los recuerdos que debemos coleccionar, momentos de los que somos dueños, vestidos con nuestras sensaciones, una vez leí que no se deben coleccionar objetos si no recuerdos.
Para los soñadores que disfrutamos con un libro es muy complicado encontrar un lugar en este mundo donde podamos bucear entre centenares de historias, uno de esos lugares donde el reloj se detiene y pasen las horas que pasen parece que acabamos de entrar. Siempre he soñado con la magia que desprende abrir un libro antiguo, con sus paginas envejecidas, abarrotadas de encrucijadas de caminos, deseosas de revivir una y otra vez la historia que cuentan, sin importar su final, ya que un libro siempre retorna a su punto de partida.
Recuerdo que  hace algunos años, compré un libro en la feria de mi localidad, revolví durante horas entre aquellos tesoros en papel, observando sus tapas, leyendo su contra portada, inspeccionando su interior, hasta que di con una novela romántica de la escritora Lisa Kleypas, me lo llevé a casa, y me impresionó de manera muy notable que en una de las páginas más significativas del libro había una pequeña mancha, unas letra emborronadas, dejé la vela sobre mi mesa y encendí la luz para ver qué era (sé que es malo leer a la luz de una vela, pero no hay cosa que me transporte más) y para mi sorpresa, se trataba de una lágrima, alguien que había tenido ese libro antes que yo en sus manos había llorado justo en aquella página, se había emocionado y ahora yo acariciaba aquellas letras borrosas, es la magia de un libro, un oleaje de sentimientos condensados en su mar de tinta, envueltos en marcapáginas y protegidos entre entrañables recuerdos.
Por eso disfruto tanto entre libros antiguos, cargados y nutridos de historias inmortales que mientras quede un solo amante de la nostalgia en el mundo, revivirán en cada frase, día tras día. Hoy quiero invitaros a un viaje mágico, donde no hay nada imposible de encontrar y el resplandor de cada día baña de luz recuerdos u objetos olvidados para muchos, la librería Acqua Alta, en Venecia.


Recorremos las increíbles y románticas calles de la ciudad más amorosa del mundo, dejando que nuestro corazón navegue por sus canales acristalados, cuántas miradas melancólicas y cuántos besos descansan entre el abrazo de sus aguas, así es como llegamos hasta la calle Longa Santa María Formosa, al final de sus baldosines es donde nos topamos con montones de libros custodiados por una cantidad considerable de gatos que te miran con curiosidad esperando las caricias de los turistas y justo detrás de ellos, como si fuera la puerta del mismísimo callejón Diagón, un portón de madera pintado en verde, con unas letras que nos anuncian que estamos frente a "la librería más bella del mundo", bienvenido a Acqua Alta.

Luigi Frizzo, el dueño de la librería
Más de 100.000 libros componen el alma de este lugar encantado y anclado en el tiempo, entre ellos se cuelan toda clase de objetos curiosos, formando un poema de colores, como uno de los bailes de máscaras venecianos.
A simple vista, lo que más puede impactar es el hecho de que los libros están en bañeras, barcas y el centro del establecimiento lo preside una asombrosa góndola, es como entrar de lleno en un cuento, esto se debe a que cuando llegan los meses más gélidos del año, entre otoño y primavera, las aguas de Venecia aumentan casi un metro (fenómeno al que debe su nombre esta librería) entra el agua por su parte trasera, la cual da a un precioso canal y todo parece flotar a la deriva, como si de una escena de película se tratara.
Parece imposible poder encontrar algo entre tantas curiosidades, gatos y desorden, pero su dueño Luigi Frizzo, sabe donde está todo exactamente, su memoria y entusiasmo son dos de los grandes ingredientes de este pequeño paraíso para los que amamos los libros desde nuestro corazón.

Entre las estanterías están sus tesoros, es posible que tengas que apartar a uno de los gatos para cogerlos, pero realmente en estos detalles es donde reside el auténtico encanto de este lugar con una fama forjada entre lo relatos de los turistas. No es un sitio que aparezca en las más prestigiosas guías de viaje (honestamente, no creo que lo necesite) sin embargo sería el primer establecimiento para recorrer detenidamente que citaría yo, ya que no siempre lo que cuenta son los grandes monumentos o los palacios, pasar un rato a solas contigo mismo disfrutando de cada resquicio y revolviendo libros... no tiene precio.
Hay una puerta dentro que conduce a uno de esos jardines que solo cobran vida en las novelas románticas, antiguo, con sus paredes y escaleras hechas de libros, con mesas y sillas metálicas pintadas en un verde que te conduce sin duda hasta algún lugar en el tiempo de la encantadora Italia, ese tono tan especial que no es que solo tengan las cosas antiguas, es que solo lo tienen las cosas únicas.
Quizás, si eres urbanita, amante de los ambientes modernos, futuristas y fríos, no te recomiende en absoluto viajar a este pequeño mundo, donde durante varios meses tienes que usar botas de agua para caminar entre sus bañeras rebosantes de historias deseando ser pescadas y de nuevo leídas. Pero si eres como yo, un soñador, amante de los libros, que nos da lo mismo leer bajo una lampara que a la luz de un candil, de esos que solo con ver sus tapas ya nos hemos zambullido en mil y una historias, deseando abrirlo y saber a qué huelen sus capítulos o con qué broche final nos deleitará su autor, en ese caso querido amigo, te puedo decir sin titubear que tienes que visitar la última morada de los libros naufragados, debes dejarte cautivar por la singularidad de Acqua Alta.

¿Te apetece recorrer la libería? Puedes hacerlo en este vídeo: Click aquí
El teléfono de Acqua Alta es: +39 041 296 0841 y está abierto de 9 a 20h.









No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Qué te ha parecido este artículo? deja tu comentario para ayudar a mejorar el blog, tu opinión es importante.
También puedes utilizar para consultas y peticiones mi email: lashuellasdelatierra@gmail.com
Y si lo prefieres, sígueme en mis redes sociales:
Twitter: @redactoramiriam
Instagram: @lashuellasdelatierra
¡Muchas gracias por tu visita!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...