lunes, 16 de marzo de 2015

Entrevistando a una chica que recuerda su vida anterior (Reencarnación)

Tengo el enorme placer de poder entrevistar a una de esas personas que tanto cuesta que accedan a este tipo de cosas por la sociedad. Suena cruel, pero no vamos a negar que hoy en día las personas que nos rodean solo buscan una excusa día y noche para poder señalarnos con el dedo. Nunca me había parado a pensar con detenimiento en estas cosas de la reencarnación, quizás por que en mi casa era algo que no se podía ni nombrar y no presté demasiada atención al tema, pero indagando un poco y a raíz del nuevo caso de Luke (artículo completo AQUÍ) pues llevo un tiempo leyendo e informándome sobre esto, os aseguro que no creía en nada, pero la chica de 29 años que hoy tenemos en esta entrevista, me ha demostrado que es un mundo que merece la pena ser explorado. Por su propia privacidad me ha pedido que no mostrara su nombre ni ningún dato más (si alguien desea contactar con ella puede hacerlo mandando un correo a lashuellasdelatierra@gmail.com y dependiendo del asunto se facilitará un modo de contacto) afirma que por fin después de muchos años de incertidumbre, ha dado con lo que le pasaba, a pesar de que hasta su propia familia la hacía creer que estaba loca, un piloto fallecido en extrañas circunstancias está reencarnado en su cuerpo. ¿Es posible esto? yo os sugiero que leáis la entrevista y dejéis vuestra mente un poco más abierta de lo habitual, no estamos aquí para juzgar a nadie, solo para aprender y reflexionar.

1. ¿Desde qué edad comienzan las sensaciones de este tipo?
Creo que desde que tengo uso de razón, por que hace poco hablé con mi madre de algunas cosas que yo en un principio por razones obvias de edad no recordaba, y ella misma me contó que todo comenzó muy pequeña, ya que lo primero que aflora son las fobias, yo por ejemplo tengo verdadero pánico a sentarme y que me caiga agua por encima, pensaba que era solo una de las tantas manías que tenemos los seres humanos pero ella me confirmó que era realmente un problema cuando yo era tan solo un bebé por que entraba en estado de pánico absoluto y tenía que dejar de echarme agua por el pelo o la cara. Así que contestando a la pregunta, desde bebé.

2. ¿Cómo son exactamente estas sensaciones? ¿Van evolucionando con el paso de los años?
Me gustaría decirte que me agrada tenerlas, pero la verdad es que es un suplicio.
Todo empezó de muy pequeña, desde que tengo uso de razón recuerdo una sensación muy extraña, yo era una niña pero a intervalos me sentía un hombre (no un niño, un hombre adulto) pensaba cosas que no eran equiparadas a mi edad, y como ya he comentado, por instantes me sentía como si un hombre viviera dentro de mi adoptando gestos, expresiones y pensamientos masculinos. Esto se acentuó de una manera enorme en mi adolescencia, los tramos en los que sentía ser un hombre se prolongaron, era una percepción absoluta, hablaba en masculino muchas veces. Quiero hacer un apunte con esto en concreto, los gestos y palabras que surgen de manera natural cuando estamos en un estado de consciencia diferente al habitual (por ejemplo muy concentrados) son los que realmente nos pueden decir algo de nuestras reencarnaciones, los que salen de nosotros mismos sin darnos cuenta.
La cosa se apaciguó cuando cumplí 20 años, desde entonces hasta ahora siempre he ido tirando de ese pequeño lastre, cuando me quedo pensativa o me concentro estudiando, descubro gestos que son masculinos (como por ejemplo tocarme la zona de la barba mientras leo). A todo esto, yo soy una chica muy femenina, me encanta vestir con vestidos, maquillarme, etc.
Se lo comenté una vez a un médico y la respuesta fue que debería estar internada por que tenía trastorno mental, fue ahí cuando decidí no volver a contarle nada a nadie nunca, craso error por mi parte, esto no se debe hacer jamás.
¿Tengo recuerdos de vidas pasadas? Pues aquí está mi problema, os cuento, siempre he sentido una unión desmesurada con EEUU, especialmente con su Air Force, yo veo un caza y no es que me gusten los aviones, es que me pongo a llorar de la emoción, los amo. Mi cazadora de diario es una de piloto de piel, llevo guantes de ese estilo, botas, las gafas de sol, hay muchas veces que me levanto y siento la necesidad de vestirme así. De vez en cuando me viene un olor a colonia de hombre que es tan real como si tuviera el frasco en las manos. Cuando empecé a estudiar inglés me costaba escribirlo pero por el contrario hablarlo era algo que llevaba en mi de manera natural.
Como fobia, ya he comentado que no puedo estar sentada en el suelo o en el plato de la ducha y que me caiga agua por encima, empiezo a ahogarme de la ansiedad. No aguanto las órdenes ni nada que se le parezca, y no es algo procedente de rebeldía, es que me consume por dentro la impotencia hasta un punto insospechado.
Todo eso fue creciendo y cogiendo un sentimiento que no os podéis ni imaginar por todo lo militar, no es lo que se siente cuando algo te gusta, es añoranza. De la misma manera que siempre he sentido desubicación en mi familia, como si no perteneciera ni a esta ciudad, ni me unieran lazos familiares con ellos, es como si este no fuera mi sitio. A veces me quedo pensando, echando de menos algo que no sé ni qué es, pero hay algo que me falta en mi vida y que siempre añoro de una manera increíble.
Las conclusiones que he ido sacando hasta ahora después de mucho indagar, es que mi muerte fue en el asiento de mi avión, caí al mar y no me pude desatar, el agua se filtraba y me fui ahogando. Respecto a los gestos de hombre, dicen que cuando tu rol masculino en la vida anterior es muy fuerte, cuesta mucho quitar todo rastro de él en esta vida.

3. ¿Las fobias pueden tener un papel importante?
Si, totalmente. Cuando tenemos una fobia muy fuerte, de las que no tienen explicación, pienso que está ligada de una manera u otra a un miedo relacionado con algo muy arraigado de nuestra anterior vida y sobre todo con la manera que tuvimos de morir. No hablo de un miedo por ejemplo como al que se tiene a los insectos, evidentemente no puedes haber muerto por el ataque de una cucaracha gigante ultrasónica, yo hablo de un terror fuera de lo normal a determinadas situaciones, como os comentaba antes en mi caso destacaría el agua cayendo por encima, es algo que solo de pensarlo me ahoga totalmente.

4. ¿Eras consciente en todo momento del motivo por el cual te sientes así?
¡Ojalá! Para nada vamos, de hecho no he sido consciente de ello hasta hace pocos meses, en mi entorno familiar nadie supo como llevar estas situaciones, supongo que tampoco era una cosa que se pudiera compartir abiertamente y de lo primero que me tachaban cuando contaba solo un bajo porcentaje de lo que me pasaba a alguien era de loca, eso como mínimo. Lo cortante e implacable que es la sociedad hace que no puedas salirte del tiesto ni un segundo o vienen a tirarte a la hoguera, eso hace que tampoco estés abierto a ciertos pensamientos hasta que vas adquiriendo experiencia con los años.

5. ¿Influyeron de alguna manera esos episodios en tu infancia?
Estaría mintiendo si dijera que no, una niña con 5 años en el parvulario que al pasar un caza por encima del patio del colegio se quedara tan embobada y hasta la profesora se diera cuenta, se me caían las lágrimas de la emoción, no era normal. Esas cosas como ya he comentado antes, solo llevaban a pensar que yo sufría algún tipo de trastorno mental al que habría que terminar por poner una solución definitiva. Recuerdo que en los primeros episodios en los que a veces podía tener gestos, frases, palabras o comportamientos de niño, las profesoras hablaban entre ellas y me observaban con una cara de altivez insultante. Nadie comprendía lo que me pasaba,  en mi casa la situación era completamente la misma.

6. ¿En algún instante pudo suponer el motivo de algún cambio en tu orientación sexual?
Para mi francamente no, pero hoy en día si que conozco otros compañeros que las reencarnaciones jugaban un rol tan importante que a veces sin darse cuenta les influía en su orientación sexual, cuando cuento mi caso (pocas veces lo he hecho) es una pregunta que suelen hacerme, supongo que llama la atención, pero siempre he tenido atracción por los hombres.

7. ¿Desde tu infancia hasta ahora has podido encontrar alguna persona en tu misma situación?
Me parece que es una pregunta muy difícil de contestar, ya que por desgracia no es algo que se pueda ir contando abiertamente, la cautela y el temor a un rechazo social son dos factores que hacen que tengas que guardarte las cosas para ti, por lo tanto supongo que si me crucé con personas en mi situación tampoco me lo dijeron, pero hoy por hoy si que conozco a un grupo fantástico de personas con las que comparto todo lo que me pasa y poco a poco voy dándome cuenta de que esto le pasa a más gente de la que creemos, y que como a mi me ocurría ni ellos mismos lo saben. Este grupo que comento está compuesto por diversas personas con características muy diferentes, pero todas ellas tienen en común que están pasando lo mismo que yo, ellos fueron los que después de contar mi caso me ayudaron a saber lo que fui y qué me pasó.

8. A día de hoy, ¿Las sensaciones tienen algún factor desencadenante?
Si, ahora y siempre lo han tenido, pero ahora mucho más. La guerra, el ISIS, América, todos esos son factores que me hacen revivir a flor de piel punto por punto mis sensaciones y afinan mucho más mis sentidos. Como anécdota, os puedo contar que mientras veía la película del Francotirador en el cine, me pasé completamente las dos horas que me daba algo, llegué a dudar si acabaría el día bien, las sensaciones se me dispararon totalmente, solo sentía pena, ahogo, desesperación y lo peor de todo es que notaba que todo aquello ya lo había vivido. Supongo que tratándose de ser un piloto muerto en combate, pues es obvio que los factores de guerra, aviones y todo lo bélico en general despierta un profundo sentimiento de añoranza en mi.

9. ¿Cuándo descubres el motivo por el que te ha ido pasando esto? ¿Encuentras alivio?
El motivo lo descubro hablando con personas reales que están en mi situación, cuando digo "reales" me refiero a que esto es un tema muy serio que la gente tal cual hace con todo, tiende a frivolizar para convertirlo en un circo y yo la verdad que no le encuentro la gracia por ningún sitio, cuesta mucho aceptar esta situación por que te da mucho (muchísimo) miedo, y no te atreves a contárselo a nadie, pero aprendes a que lo importante es que tú y solo tú seas consciente en primera persona de lo que te está pasando, y sobre todo que te sientas orgulloso de ello. Hay pocas personas en este mundo con la capacidad de revivir sentimientos o sensaciones como yo lo hago, al principio crees que es un maldito lastre, un castigo con el que vas a tener que convivir durante toda tu vida, pero cuando ves de lo que se trata, solo vas teniendo más y más ganas de conocer más de esa vida pasada, es un alivio sin duda descrubrir que no estás loca como todos pensaban, solo necesitabas encontrar la respuesta, es algo que recomiendo a todo el mundo en cualquier aspecto de la vida, encontrar la respuesta.

10. ¿Cómo es tu vida conviviendo contigo misma después de aceptar la reencarnación? ¿Algún consejo o pauta para alguien que se sienta identificado con tu caso?
Perfecta (risas) sin más, es que no puedo decir más, es totalmente mi ubicación en la vida. He encontrado explicación a cosas que por ignorancia me atormentaban desde pequeña y me hacían sentir hasta culpable ¿cómo me voy a sentir? genial obviamente. Aprendes a sentir en estéreo como yo digo, si sabes canalizar y aprovechar todas las sensaciones vives de una manera diferente, pausada, con una experiencia que antes no te atrevías a desempolvar, ahora camino sobre un asfalto mucho, muchísimo más firme y con la seguridad de saber quién soy. 
Por otra parte, yo consejos no puedo dar por que esto va en el interior de cada uno y nunca mejor dicho, pero si que me gustaría dejar en el aire la posibilidad de que si observamos que alguien puede estar pasando por esto sin saber que le ocurre, tengamos el simple gesto de regalarle un libro de reencarnaciones con hechos reales, ya que eso puede sacarlo del pozo en el que vive pensando que tiene un trastorno, a veces ayudar a alguien cuesta muy poco, ya me gustaría que lo hubiesen hecho conmigo, y como apunte final, quiero dejar claro que es importante saber quién eres y no perder el norte de tu vida por estas cuestiones, pero ya que se nos otorga el regalo de saber quién fuimos, hay que pensar que tal vez sea por algo y es importante aceptarlo por que nunca sabes a dónde te llevará esta o la otra vida.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Qué te ha parecido este artículo? deja tu comentario para ayudar a mejorar el blog, tu opinión es importante.
También puedes utilizar para consultas y peticiones mi email: lashuellasdelatierra@gmail.com
Y si lo prefieres, sígueme en mis redes sociales:
Twitter: @redactoramiriam
Instagram: @lashuellasdelatierra
¡Muchas gracias por tu visita!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...