lunes, 13 de abril de 2015

Las cuevas de Sterkfontein

Uno de los lugares más maravillosos y esenciales para poder comprender la evolución del ser humano, este es un sitio realmente especial, de esos emplazamientos que te hacen conectar sin darte cuenta con uno de los sentimientos y anhelos más profundos que posee nuestra especie, conocer el origen.
Estatua dedica a R.Broom
Hay yacimientos en los cuales podemos encontrarnos con gratas sorpresas arqueológicas y con increíbles hallazgos que a veces suponen un antes y un después en nuestra historia, pero hay pocos tan completos y determinantes como el yacimiento de las cuevas de Sterkfontein.
Hoy tenemos que coger nuestra maleta y viajar hasta Guateng, Sudáfrica, más concretamente hasta la Reserva Natural Isaac Stegmann, allí se encuentra el yacimiento, que además cuenta con su propio Museo, esta zona es conocida como la cuna de la humanidad.
Corrían los años treinta cuando unos mineros dieron con un alijo de huesos, algo les hizo intuir que aquellos hallazgos eran fruto de algo extraordinario, así que se pusieron en contacto con el paleontólogo Robert Broom, tras las investigaciones pudieron observar que aquellos restos fósiles de humanos y animales, eran la llave a unas cuevas subterráneas, el reguero de huesos conducía a las entrañas de Sterkfontein.

Hasta seis niveles estratigráficos se han hallado, seis capas geológicas que guardaban celosamente un gran número de fósiles, entre ellos se encontraban pequeños fragmentos del Australopithecus africanus, un antepasado del género Homo, con una constitución relativamente ligera, y un cráneo de pequeñas dimensiones, tenía la capacidad de andar erguido pero seguía poseyendo las cualidades de un simio que le facilitaban trepar a los árboles y vivir en ellos.
Cráneo de la Señora Ples
En el año 1925, un minero descubrió el cráneo del primer niño australopitecino y hubo que esperar hasta que en 1936 el profesor Broom hizo un gran hallazgo encontrando los primeros restos de un ejemplar adulto, desde entonces los hallazgos han ido en aumento y cabe destacar especialmente el cráneo encontrado en el año 1947 con una antigüedad entre 2,8 y 2,6 millones de años, en un primer momento fue mal clasificado y se atribuyó al Plesianthropus transvaalensis y su apodo "Señora Ples" no tardó en hacer una profunda incisión entre los investigadores, pero como las investigaciones avanzan junto a la ciencia a la velocidad de la luz, hoy en día sabemos que se trata de un Australophitecus africanus y que hasta su clasificación de mujer posiblemente sea errónea.
Para subrayar un pedazo de historia, nos iremos hasta el año 1994, el "Little foot" ese año se dio a conocer al mundo, en la capa estratigráfica número dos el paleontólogo Ron Clarke descubrió los huesos de un pie que habían sido sustraídos y no estaban con el resto del esqueleto, después de mucho trabajo dieron con el individuo y pudieron encajar aquellos huesos, se continua trabajando en ese hallazgo, pero los investigadores ya lo sitúan con una antigüedad de 3,3 millones de años. Sobra decir que estas cuevas son Patrimonio de la Humanidad.
En la capa estratigráfica número cinco, nos encontramos con herramientas pertenecientes al Olduvayense, también algunas piezas del Achelense, otras herramientas de unos 2 millones de años hechas en piedra forman también parte de ese maravilloso yacimiento.

Se puede decir que estamos ante uno de los yacimientos más importantes del mundo, a fecha de hoy es complicado calcular el número exacto de piezas arqueológicas encontradas en él, pero si que sabemos que son ya más de 500 homínidos los que han salido del corazón de estas cuevas, sin duda pedazos muy importantes de la historia de la evolución humana, y la clave para seguir con la eterna investigación que mueve los pilares del ser humano, quiénes somos y de dónde venimos.

Entrada a las cuevas de Sterkfontein

Paleontólogo con Little Foot 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Qué te ha parecido este artículo? deja tu comentario para ayudar a mejorar el blog, tu opinión es importante.
También puedes utilizar para consultas y peticiones mi email: lashuellasdelatierra@gmail.com
Y si lo prefieres, sígueme en mis redes sociales:
Twitter: @redactoramiriam
Instagram: @lashuellasdelatierra
¡Muchas gracias por tu visita!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...