miércoles, 13 de abril de 2016

Altamira, la película

Antes de comenzar a plasmar mi humilde opinión sobre la película "Altamira", me gustaría que nos tomáramos unos minutos para desmenuzar y aclarar el concepto y la repercusión de las críticas de cine. Tal y como podéis observar, yo he utilizado el término opinión y no crítica para resaltar el fin de este artículo ¿acaso no es esto una crítica? no, está claro que no, primero porque no es mi campo profesional y segundo porque las considero un verdadero sin sentido que solo se utiliza para hundir las carreras tanto de actores como de directores, algo que puede incluso influir en la decisión personal de ir al cine o no tan solo por leer una de estas lamentables y venenosas críticas. Este año se han estrenado varias películas con tintes sumamente mediáticos, como es el caso de Batman Vs. Superman: El amanecer de la justicia, El renacido o Dioses de Egipto, esto ha llevado a que aquellos que se hacen llamar críticos de cine tengan una carnaza abundante para sus hazañas profesionales convertidas en ridículas cartas a los reyes magos y publicadas en cualquier revista (con prestigio o no es lo de menos, son los mismos pensadores en todas ellas), me gustaría saber en qué se basa uno de estos críticos cuando destripa una película de muy alto presupuesto con grandes actores o lo que es aún peor, una de bajo presupuesto que posiblemente sea el sueño de un valiente e ilusionado emprendedor, para sacar defectos donde no los hay y calificar la película de malísima y soporífera. Lo primero es que a cada ser humano nos toca el corazón una cosa diferente, partiendo de ahí a mi por ejemplo Star Wars: El despertar de la fuerza, me ha parecido una película vacía, sin trama y con papeles forzados, pero es MI opinión, para mi es así, no quiere decir que esa sea la esencia principal de la película ¡claro que no! es simplemente lo que yo opino porque es lo que a mi me transmite, pero seguramente el 50% de personas que lean este artículo no estarán de acuerdo, por ello es tan solo una opinión personal, cada uno se motiva o se entretiene con un género y nadie tiene derecho a decir que su opinión cuenta más que la de los demás, y mucho menos a condicionar la ruina cinematográfica simplemente por publicar un artículo y que la gente sin personalidad alguna se deje llevar por ello.

Una vez dicho esto, emprendamos nuestro viaje hacia Altamira (aunque más adelante necesitaré volver a citar este incómodo tema). Marcelino Sanz de Sautuola y Pedrueca junto con su hija María fueron los descubridores de la asombrosa sala de polícromos que forman el corazón palpitante de las cuevas de Altamira en Santillana del Mar, Cantabria. Todo comenzó en el año 1868 cuando Modesto Cubillas, un pastor de la zona, descubrió la entrada a la cueva y se lo comunicó a Marcelino, el cual no pisó la cueva hasta el año 1875, fue a su regreso de la Exposición Universal celebrada en París cuando su mentalidad había cambiado por completo y decidió comenzar su propia investigación en las cuevas que colindaban con su hogar, incluyendo Altamira, es entonces cuando su hija María descubre la sala de polícromos y sus increíbles bisontes, salía a la luz la Capilla Sixtina del Paleolítico.
Para poder hablar de la película es completamente necesario hacer referencia a la historia, ya que es una de las pocas veces que veo reflejada la historia auténtica sin adornos ni invenciones, de manera correcta y cuidadosamente al detalle en una adaptación cinematográfica, nada más comenzar podemos observar al bastión de la ciencia resguardandose como puede de las arremetidas eclesiásticas, desde el principio de los tiempos religiosos y científicos han estado sumidos en una peligrosa batalla verbal, de principios y fe que una vez abierto un debate raramente se puede apaciguar a alguna de las dos partes, es una herida constante que Hugh Hudson (el director) se ha encargado de dejar clara, la verdad que yo considero que es algo importante a destacar ya que hoy por hoy existe gente que sigue creyendo en las tretas de la iglesia para desprestigiar ilógicamente a la ciencia.
Otra parte importante es el papel en el que han encajado (con calzador) a Golshifteh Farahani, le dan un protagonismo casi superior que a Banderas con el rol del mismísimo Marcelino (su esposo), es una actriz a la cual el papel le viene grande, no me transmitió nada absolutamente en cada una de sus apariciones, una cara inexpresiva, lánguida, completamente apagada y fuera de contexto, es cierto que juega con un papel al cual se le han muerto dos niños, una mujer amargada y con una eterna (y más que visible) tristeza, tanto que en cada aparición el interés por la escena disminuye considerablemente y ya sabiendo que estamos en España, no tengo lugar a dudas que el papel se lo deberían de haber dado a una de las muchas actrices que tenemos en nuestro país, no me encajan sus rasgos con los de una española ni tampoco al lado de Antonio Banderas, es la única pega que le veo a la película a simple vista, el poco acierto con la actriz a mi parecer, claro. Las escenas, ambientación, detalles, fotografía y reparto son una coordinación perfecta, realmente viajas a las cuevas.

Algo que he observado y de lo cual estoy muy sorprendida, es que la película tiene un abanico de principios tangibles de principio a fin, esto llevo sin verlo en el cine mucho, muchísimo tiempo. Además tratan de enseñarte las dos caras de los principios morales, aquellos puros e inquebrantables y los hipócritas, maliciosos y lúgubres, a cada personaje se le ha sido otorgado un patrón muy concreto, diría que cada personalidad está diseñada minuciosamente para aportar algo al espectador, en el caso de Marcelino Sanz de Sautuola nos encontramos con un hombre honesto, tranquilo pero con algunos demonios interiores, padre, esposo, fiel, con tintes inocentes, gotas de amargura que trata de disolver constantemente por su hija María y una gran fuerza de perseveranza. Tal y como lo muestran a él, podemos ver nítidamente los entresijos de cada uno de los habitantes de aquella Francia y de Cantabria. Insisto en la contrariedad de principios, la película refleja a la perfección ese nefasto punto en el que la humanidad sigue sin avanzar desde aquel 1868. ¿Razones por las cuales volvería a ver Altamira?

  • La perfecta conexión entre padre e hija: Creo que entre Marcelino y María podemos ver la relación perfecta, no existe nada negativo entre ellos, es como un padre debe ser con su hija. Vemos a un hombre entregado a la ciencia, pero también a su familia, cuidando de ellos hasta el final. Hay una escena concretamente en la que Banderas baila con la niña frente a un ventanal, que sin decir nada se dice todo, padre e hija, sin más. Ver este tema en el cine es un punto favorable para padres e hijos, donde un vínculo a ese nivel te puede forjar una buena reflexión.
  • El acercamiento de Altamira a los más pequeños de la casa: Mucha gente autora de las "fabulosas" críticas que he comentado antes se ha cebado en decir que la niña tiene demasiado protagonismo y que llegaba a resultar absurdo, así como catalogar de "Jumanji" algunas escenas en las que los bisontes cobran vida en los sueños de María ¿nadie ha pensado que es una manera de encandilar a los niños con las cuevas? para mi es magia, y encaja en toda película enfocada a todos los públicos y buscando la prosperidad de la enseñanza, creo que María, sus sueños y los espectaculares bisontes están perfectamente ubicados.
  • La sublime interpretación de Antonio Banderas: Vemos a un actor más maduro, construido pieza por pieza y la verdad que eso se nota claramente, sobre todo en las escenas más emotivas, pero también en las que debe aguantar el temple y en la cara refleja un sin fin de matices para dejarnos ver la elegancia de Marcelino frente a los científicos.
  • Los paisajes: Amo España con todo mi corazón, y vivo enamorada de sus paisajes, esta película nos brinda la posibilidad de conocer un poco más el entorno de la cueva y nos empuja a darnos cuenta de lo maravillosamente bella que es nuestra España, a veces solo con reflexionar un poco nos damos cuenta que no es necesario salir por ahí fuera y gastar una verdadera fortuna en viajes que tal vez ni si quiera nos convezcan del todo, nuestro país es muy bello.
  • Relación historia-adaptación: Un diez, sin más.


Por último, me gustaría retomar el principio de este artículo y destacar algunas publicaciones que se han hecho en periódicos bastante importantes de nuestro país (¡ojo! película que habla de España mordida por críticos españoles).
El Confidencial: "'Jumanji' en Altamira financiado por los Botín", " 'Altamira' representará siempre para Cantabria lo que 'Volver a empezar', de Garci, significó para Asturias: un videoclip promocional con dudosa consistencia narrativa".
Fotogramas: "La película de Hudson es plana, académica, sin vuelo creativo. Pero, al mismo tiempo, profesional, solvente dentro de sus limitaciones".
¡A ver si lo he entendido! Como de Sanz de Sautuola desciende la familia Botín (Emilio Botín es el fundador del Banco Santander, y Lucrecia Botín se ha ocupado personalmente de colaborar con esta película) pues ya es una basura, no hay ni que ir a verla, yo de verdad que nunca entenderé por qué las personas en vez de hablar solo tienden a escupir veneno, sin entrar a valorar el fabuloso valor histórico que aporta esta obra y ya sin mencionar la importancia de María y su hallazgo. He estado leyendo que la película ha sido una ruina en taquilla, y la verdad que no me extraña nada, es más diría que es lo normal, en un país donde se consiente que Telecinco siga emitiendo basura diariamente, donde mucha gente no sabe lo que es Altamira pero si lo que es cualquier programa deplorable de prensa rosa, esto es España, donde la incultura se abre camino a pasos agigantados y los libros parecen ser los mayores causantes de las alergias, he llegado a leer opiniones en las que acusan a Marcelino de atribuirse el descubrimiento de la cueva y que según ellos, el verdadero descubridor fue el pastor, ¡claro! si aquí lo que se le atribuye a María (no a su padre) es el descubrimiento de la sala de polícromos, no de la cueva. En conclusión, la gente no sabe ni lo que va a ver al cine, hacen una película de uno de nuestros mayores tesoros y qué hacemos, pues criticas destructivas sin tener en cuenta que se ha hecho en inglés para que pueda llegar a más gente o que no hay escenas a lo Star Wars porque simplemente la historia real es el más bello de los guiones. Gracias al equipo de esta película por darnos la oportunidad de soñar con Altamira desde nuestra butaca.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Qué te ha parecido este artículo? deja tu comentario para ayudar a mejorar el blog, tu opinión es importante.
También puedes utilizar para consultas y peticiones mi email: lashuellasdelatierra@gmail.com
Y si lo prefieres, sígueme en mis redes sociales:
Twitter: @redactoramiriam
Instagram: @lashuellasdelatierra
¡Muchas gracias por tu visita!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...