lunes, 8 de agosto de 2016

Entrevistando a Oscar Madrid, gladiador de recreación histórica

Si analizamos a vista de pájaro el panorama festivo español, no es complicado darse cuenta de que las actividades con fines culturales brillan por su ausencia; casi todas las comunidades optan por otro tipo de eventos carentes de sentido y en la mayoría de ocasiones impuestos por patrocinadores que compran en un abrir y cerrar de ojos a la desgastada clase política de este país. Los presupuestos se amoldan a un pan y circo moderno, en el que solo se tiene en cuenta el entretenimiento del público pero de manera estrepitosa y banal, sin reparar lo más mínimo en las consecuencias de las nuevas actividades festivas que azotan este sin sentido de patria. 
Considero que todo el dinero invertido y desperdiciado en contratar espectáculos que solo hacen aún más borrego al pueblo, deberían ser sustituidos por eventos dirigidos a nutrir el desangelado interés por la cultura que envuelve a un alto porcentaje de la población; y por ello después de ver las recreaciones históricas llevadas a cabo en el yacimiento Lucentum de la mano del Museo Arqueológico de Alicante (Marq) he decidido contactar con uno de los grupos que participaron en dicha recreación para poder exponer con claridad en qué consisten estas actividades y las razones por las cuales debemos insistir en instaurarlas de manera férrea en nuestras fiestas a nivel nacional. Hoy tengo el honor de contar con la colaboración de Oscar Madrid, miembro del grupo de recreación histórica Tarraco Lvdvs, con él conoceremos de cerca en qué consisten sus eventos y cómo hacen llegar la historia hasta el pueblo. Espero que disfrutéis y os ayude a escoger mejor a dónde queréis que vayan vuestros impuestos dedicados a estos fines, aunque se tienda a pensar que no se puede hacer nada por cambiar el mundo, sí se puede, y mucho más desde vuestra propia ciudad; basta con mandar una carta a vuestro Ayuntamiento para dar voz a estas actividades culturales que sí merecen un lugar en nuestras fiestas, al igual que otros grupos dedicados a diferentes fracciones de la historia de España ¿para qué adoptar más costumbres y fiestas de fuera pudiendo nutrirnos de nuestra propia historia?. Tenemos suficiente material para hacer recreaciones colosales.
Quiero dar las gracias a Oscar por su amabilidad y por facilitarme las fotografías que acompañan a este artículo.

1. ¿Cómo descubriste el mundo de las recreaciones históricas? ¿Qué te hizo adentrarte en él? 
Pues hace ya más de quince años, en una fiesta en Guissona (Lleida). Por casualidad me encontré allí a un grupo de legionarios de la Legio VIII de Tarragona. En aquel momento no tenia ni idea de porqué hacían aquello, ordenes en latín, formaciones, Testudo... fue como una ráfaga de aire fresco. Pasaron dos años sin volver a pensar mucho en ello, pero tras empezar el “boom” de internet comencé a informarme sobre aquellas actividades lúdico-culturales. Finalmente encontré un grupo la legio VIIII Hispana y ya fue un no parar desde entonces. Griegos, cartagineses, romanos, macedonios, gladiadores... y lo que venga. Como ves, entré un poco por accidente, pero guiado por mi gran pasión por la Historia Antigua.

2. ¿En qué consisten las actividades que realiza el grupo de recreación histórica Tarraco Lvdvs?
 
Tarraco Lvdvs fue creado apenas tres años atrás, aunque ya hacía un par más que veníamos dándole forma. Nos sorprendía que en una ciudad como Tarraco (Tarragona) no existiera un grupo de gladiadores locales. Desde entonces hemos conseguido recrear con bastante fidelidad los equipos de los diferentes gladiadores con nuestros combates (también hacemos vida civil, ceremonias y representaciones de lo que sería la vida de un esclavo que entra en un lvdvs tras ser vendido al Lanista del Lvdvs). Hemos conseguido por fin este año participar en las Tarraco Viva, uno de los eventos culturales de recreación histórica romana más importantes a nivel mundial. También hemos estado en Pula (Croacia) representando a nuestro país frente grupos de un grandísimo nivel y mucha más solera que nosotros. Este año como colofón final estaremos en Suiza para seguir aprendiendo y aportando nuestro granito de arena a los mejores grupos de Europa.

3. Desde que comenzaste hasta el momento, ¿cuántos personajes has representado? ¿Cuál de ellos te ha resultado más complicado?
Bueno, he representado a unos cuantos, aunque no es teatro lo que hacemos. Actualmente represento a Casivs Vitorinus, adopte ese nombre de un gladiador real su estela funeraria fue encontrada en Hispania, murió a los 33 años (edad que tenia yo cuando lo tomé) creo que es una bonita forma de honrar a nuestros ancestros de esta forma tan sencilla. Y bueno, más que un papel intentamos estudiar sobre todo las técnicas de combate ya sea actualmente como gladiador o en el pasado en Hispania Romana y en la asociación cultural Evocati como legionario o en Athenea Promakhos como Hoplita Griego. El momento en el que creo me he acercado más a la sensación del combate fue en Aquileia (Italia) donde nos enfrentamos unos doscientos recreadores (galos y romanos) en un combate caótico donde resultaron varias personas heridas. Tras aquello decidí dejar los combates en grupo y dedicarme a la gladiatura. Prefiero saber por donde me van a venir los golpes.

4. Contando con la maravillosa puesta en escena que tenéis, comprendo que no se trata de una actividad de bajo coste, ¿se necesitan presupuestos muy elevados? ¿en qué pieza has invertido más dinero hasta la fecha?
La recreación histórica es cara, sobre todo si uno quiere hacerla correctamente. Muchas veces compras piezas que luego descubres (o te hacen descubrir) que no son correctas. Uno termina acumulando muchos trastos inservibles. La pieza que más me ha costado y más orgulloso estoy de ella es sin duda mi casco de Tracio. Una reproducción fidedigna de uno encontrado en Pompeya; obra de un artesano rumano, solo hizo dos como ese y uno de ellos esta en un museo. Me encanta saber que el mio esta viviendo un poco más o menos lo que vivió el original.

5. ¿Dar vida a ciertos personajes os supone tener que estar en forma físicamente de manera especial? ¿particularmente tú realizas algún deporte con el fin de prepararte para las recreaciones?
Si, sin duda. Para gladiador he tenido que ponerme muy en forma, perder kilos, trabajar duro en el gimnasio y practicar un poco de artes marciales. Hice algo de kendo y practico con la gente del grupo cada semana con equipación pesada para poder soportar luego los combates. Algunos de los cascos llegan a pesar siete kilos y hace falta un buen cuello para dar saltos con él puesto y recibir impactos directos. Cada final de evento es un recuento de cortes, morados y contusiones.


6. ¿Cómo transcurren en el grupo los días previos a una representación? 
Depende de la representación, por fortuna en el grupo hay gente de todo tipo y todos aportan su granito de arena. Los hay mas entendidos en historia, arqueólogos, artes marciales, diseñadores, actores... y cada cual hace su función. Los días previos son como el resto de días, el trabajo ha de llegar ya masticado al evento mucho antes. Lo importante durante las representaciones no es actuar, es meterte en la piel de la persona a la que estas recreando.

7. ¿Crees que lográis reproducir fielmente, en la medida de lo posible, los diferentes periodos de la historia? 
Imposible recrear al 100% y menos en épocas tan antiguas, si se llega al 50% ya es para darse con un canto en los dientes. Solo en aptitud, mentalidad, forma de pensar o cómo experimenta una persona actual el peligro ha de ser muy diferente a lo que podían sentir estas personas dos mil años atrás. En materiales dos cuartos de lo mismo, no se conservan muchas piezas a no ser que sean metálicas o grabados en piedra. Los mosaicos también han sido una gran ayuda a la hora de reconstruir gladiadores o las cerámicas para recrear Griegos. para la Roma republicana es muchísimo más difícil ya que la austeridad y sobriedad del romano republicano no ha dejado apenas huellas con las que poder guiarnos. En este caso los textos de Polibio nos han despejado muchas dudas, pero siguen existiendo muchos interrogantes que se suplen con suposiciones; algo que recreando esta época se ha de asumir. Un claro ejemplo son las gladiadoras, ¿existieron? Por supuesto, hay un relieve que lo demuestra con dos “provocadoras” ¿esto significa que solo existieron mujeres gladiadoras en esta categoría?. Puedes cerrarte a la evidencia de lo encontrado o suponer que si existieron de esa categoría existieron de otras, ya es cuestión del purismo del grupo recreador aceptarlo o no. (Los debates sobre estos temas en los grupo de recreación histórica suelen ser muy encendidos).

8. Gran parte del público que acude a veros quizás no esté muy inmerso en la historia, ¿de qué manera se consigue llegar y trasmitir estos tramos de la antigüedad tal y como eran al público que no posee conocimientos previos y a los niños? 
Esto también depende mucho de dónde se haga el evento, si vienes a ver una explicación en un yacimiento, universidad o un evento serio como son las Tarraco Viva ya das por hecho que la gente que va allí viene con un interés añadido. Aquí puedes extenderte de forma más amplia, entrar en datos mas técnicos y tratar de fomentar esas ganas de saber e incluso de recrear. Cuando lo haces en un colegio o una fiesta de temática romana donde nos han contratado puramente por el espectáculo, damos lo que el publico quiere. En los dos casos, explicaciones cortas y muy ilustradas con los gladiadores de frente, no puedes tener a un niño hablando de la tipología de los cascos o de la historia social de los gladiadores, hay que combinar información y espectáculo para que a gente salga contenta y a la vez aprendan algo sobre nuestro pasado.

9. ¿Cuál es la anécdota más graciosa que recuerdas? 
Más que graciosas me han pasado cosas muy surrealistas. En una ocasión nos contrató la editorial Edhasa para hacerle de escolta al escritor de novelas Simon Scarrow en la feria de libro de Sant Jordi de Barcelona; fuimos vestidos de legionarios imperiales otros dos compañeros y yo. Aún no se bien cómo terminamos en una fiesta muy pija con gente muy rara y algunos famosos por allí. Uno de mis compañeros fue abordado en los aseos por unos chicos que trataron de ligar con él, a mi me preguntó la escritora Lucia Etxebarria qué llevaba debajo de la faldita y si se lo podía enseñar. Un chico con un peinado en forma de ensaimada en la cabeza nos miraba (y nosotros a él) a ver quién era más raro, él o nosotros, nos dejó en paz en cuanto sacaron los canapés. Al salir de allí un grupo de gitanos comenzó a gritarnos "¡¡Esos son!! esos son los que mataron a nuestro señor Jesucristo", instintivamente todos echamos la mano al pomo de nuestros gladius. También recuerdo que un grupo de niños al verme ataviado con la armadura comenzaron a llamarme Sant Jordi, me rodearon y comenzaron a cantar una canción. Fue un día raro raro... lo mejor es que nos pagaron con libros.

10. ¿Qué cambiarías del mundo de las recreaciones históricas? 
El ego desmesurado de mucha gente, en doce años recreando he visto grupos de personas convivir como autenticas familias y desmontarse en semanas por culpa de personas que quieren imponer sus criterios a costa de los demás. Personas que prefieren dirigir a cinco “leales” antes de amoldarse al criterio de un grupo de cien o mas. Mucha gente que cree saberlo todo y otros que son incapaces de encajar la más mínima crítica sobre su equipación. Cambiaría la falta de unidad entre grupos y recrear por un bien común. Por suerte en la antigüedad hay mucha más cordialidad y grupos mucho más numerosos que en grupos de la Edad Media. También cambiaría la mentalidad de las instituciones publicas que tienen dinero para contratar una orquesta por quince mil euros y son incapaces de traer grupos de recreación de calidad por mil euros. Prefieren vestir al pueblo con disfraces y mercadillos y etiquetarlo como recreación histórica cuando tan solo es una fiesta histórica popular y no una recreación. En este país para fiestas siempre hay dinero, para cultura no, creo que España es uno de los pocos países que invierte tantísimo en fiestas históricas y no somos capaces de recrear con ayuda oficial eventos como los que se hacen en Waterloo (Bélgica), Hastings (Reino Unido) o Gettysburg (USA) donde se recrean batallas con miles de recreadores, una pena.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Qué te ha parecido este artículo? deja tu comentario para ayudar a mejorar el blog, tu opinión es importante.
También puedes utilizar para consultas y peticiones mi email: lashuellasdelatierra@gmail.com
Y si lo prefieres, sígueme en mis redes sociales:
Twitter: @redactoramiriam
Instagram: @lashuellasdelatierra
¡Muchas gracias por tu visita!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...